Faltar al puesto de trabajo ¿es siempre causa de despido?

En la sentencia que vamos a tratar hoy el objeto se centra en determinar si podemos calificar de procedente o de improcedente el despido de un trabajador que falta varios días seguidos a su puesto de trabajo, un total de nueve días, distribuídos en dos meses consecutivos, por causa de una baja médica.

En concreto, las faltas del mes de abril tuvieron lugar los días 23, 25,26,27 y 30 de abril y, las faltas del mes de mayo tuvieron lugar los días  2,3,4 y 7.

La causa que la empresa alega para justificar el despido objetivo es el haber faltado a su puesto de trabajo en más de un 20 por ciento de las jornadas hábiles, aún siendo estas justificadas, a tenor del artículo 52 d) del Estatuto de los Trabajadores.

En los doce meses anteriores, de un total de 252 jornadas hábiles, el trabajador despedido se ausentó 64 días.

La sentencia del Juzgado de lo Social desestimó la demanda por despido, siendo esta confirmada por el Tribunal Superior de Justicia tras presentar el trabajador un recurso en suplicación.

Ante la desestimación tanto de su demanda de despido, como del recurso de suplicación que interpone, el trabajador presenta recurso casación para la unificación de doctrina y, ofrece como sentencia de contraste la dictada en fecha 26 de julio de 2005 por la Sala Cuarta del Tribunal Supremo.

En la sentencia de contraste se estima el recurso frente a un despido basado en las ausencias justificadas en el que se tuvieron en cuenta los meses de abril y mayo, del año 2003, cuantificando un total de 10 días de ausencia por baja de IT, desde el día 8 al día 17 de abril ambos inclusive, y los días 21 de abril y 2 y 30 de mayo.

El porcentaje a que ascendía tales ausencias suponían un 29, 54 por ciento sobre el total de 352 horas de trabajo, por tanto el porcentaje era superior al  20% de las jornadas hábiles- que la ley fija de mínimo para poder despedir de forma procedente a un trabajador/a- , a su vez, la empresa añadió en la carta de despido un absentismo del total en la empresa del 5%.

La sentencia de contraste analiza la interpretación conjunta del párrafo primero el artículo 52 d) del ET, sobre faltas intermitentes, con el párrafo segundo que excluye de las bajas computables los casos en los que la baja tenga una duración de más de 20 días consecutivos- con lo que no estarían excluidas las bajas de menos de veinte días seguidos- obedeciendo a la misma causa, así como la falta de carácter intermitente de las ausencias.

Efectivamente, no cabe negar el requisito de la contradicción, ya que se analizan dos cuestiones, donde, si bien la primera acerca de la duración inferior o superior a veinte días de una baja médica- cuestión que no coincide con la recurrida- la segunda, acerca de la trascendencia de que las faltas sean o no intermitentes, sí es una cuestión coincidente.

FALLAMOS

Estimamos el recurso de casación para la unificación de doctrina interpuesto por la representación procesal de D. Julio , contra de la sentencia dictada el 25 de noviembre de 2013 por la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Murcia, en recurso de suplicación nº 533/2013 , interpuesto contra la sentencia de fecha 4 de marzo de 2013, dictada por el Juzgado de lo Social nº 1 de Murcia , en autos núm. 769/2012, seguidos a instancias de D. Julio frente a LIMPIEZA …………..sobre DESPIDO.

Casamos y anulamos la sentencia recurrida y resolviendo el debate planteado en suplicación, estimamos el recurso de igual naturaleza. Revocamos la sentencia del Juzgado de lo Social y estimamos la demanda. Declaramos la improcedencia del despido del que fue objeto el trabajador el día 10 de julio de 2012, condenando a la demandada a que, a su opción readmita al actor en el plazo de cinco días desde la notificación de esta resolución o a que le indemnice en 12.299’98 euros, con abono de los salarios de tramitación de la fecha del despido, siendo de cuantía del Estado, los que excedan de sesenta días hábiles. Sin costas.

Es la sentencia del Tribunal Supremo, Sala Cuarta, de lo Social, de 7 de mayo de 2015, Recurso 1000/2014.

Anuncios