Fogasa garantiza el pago del salario al trabajador ¿ó no?

Un trabajador/a cuya empresa ha cerrado, ha entrado en quiebra, o simplemente es declarada como insolvente tiene la garantía de que va a cobrar, al menos una parte de la cantidad que la empresa le adeuda. Esto en teoría al menos.

El Organismo encargado del pago es el FOGASA, Fondo de Garantía Salarial.

Decimos en teoría ya que en numerosos casos este Organismo ni siquiera abona la cuantía reconocida como debida al trabajador/a en sentencia generalmente, o al menos no la cuantía total.

Si es este tu caso, te verás obligado a presentar una demanda para pedir el resto de la cantidad no abonada.

Al respecto recordar que en todos los supuestos en que la empresa te deba una cantidad, este Fondo tan solo abonará el salario y/o la indemnización que te corresponda y que haya sido reconocida por sentencia, hasta unos límites, recogidos en el Estatuto de los Trabajadores.

Al FOGASA también se le exige cumplir un procedimiento administrativo detallado en la Ley, en este se recoge un plazo para resolver las peticiones dirigidas a este por los trabajadores cuya empresa no les pagó.

Este plazo es de 3 meses, transcurridos estos la petición se debe considerar admitida, es el denominado silencio positivo, a favor de quien lo reclama. Otro límite que aquí opera es que no se superen las cuantías establecidas en el Estatuto de los Trabajadores.

Pues bien, a pesar de lo explícito de la ley, este tema ha sido tratado en diversos sentidos por los Tribunales. Unos juzgados y Tribunales estiman las reclamaciones del trabajador/a mientras que otros no lo hacen  base a diferentes consideraciones jurídicas.

El caso que vemos hoy una trabajadora, tras haber obtenido una sentencia a su favor que le reconoce el derecho a percibir la cuantía de la indemnización por despido y de los salarios de tramitación oportunos, FOGASA  finalmente le abona estos en una cuantía muy disminuida en relación a la que le fue reconocida.

Presentada demanda por la perjudicada, esta es desestimada tanto en el juzgado como por el Tribunal Superior de Justicia, teniendo que recurrir en Casación en unificación de doctrina ante el Tribunal Supremo, Sala Social.

No será sino hasta que llega al Tribunal Supremo cuando ve por fin estimada su pretensión y le es impuesto a FOGASA la obligación de pago del total de los salarios de tramitación a que tenía derecho.

Todo ello en base a doctrina unificada del Tribunal Supremo, entre ellas cita a las de 6 de julio de 2017, 27 de sept. 2017, ó 16 de enero de 2018.

 

Es la sentencia del Tribunal Supremo, Sala Social de 8 de mayo de 2018, rec. 2618/2017.

 

 

foto:unplash

Anuncios